Este sitio usa cookies y tecnologías similares.
PerrosPolivalentes.com solicita su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
Acepto | Más información

Traducción del Reglamento para la Prueba de Cría de Primavera –Derby-

Entrada del
21/03/2013
, autor Eduardo Álvarez

Apartado 4.(pg. 111; Deutsch Kurzhaar, Klaus Kiefer). Reglamento para la prueba de cría de primavera –Derby- del 18 de marzo de 1989.

I. Sentido de la prueba.

(1) El Derby es un examen de aptitudes y de cría. Rinde el sentido, de establecer las aptitudes en los importantes temas de campo y de permitir evaluar en los padres, de manera recurrente, sus valores procreadores.

(2) Este examen adquiere su mejor sentido, cuando de una parte la educación y la preparación del perro joven está lo suficientemente avanzada, de forma que sus aptitudes naturales estén desarrolladas y puedan ser demostradas, y cuando, desde otra parte, la influencia del conductor-preparador no cubra la imagen del conjunto de esas aptitudes naturales. Conforme a la experiencia los apartados del examen están referidos a las aptitudes sensibilidad de nariz, capacidad de dar con caza, busca inteligente para encontrar, así como también, mostrar y deslizar a la caza de pluma en los primeros campos de la primavera.

(3) La educación para el Derby obtendrá su mejor éxito, cuando la pasión salvaje del perro de caza por la liebre y su rastro hayan sido durante el invierno y el año nuevo, de tal manera embridados, que al inicio de la temporada del celo de las perdices, pueda ser introducido en la nueva tarea. Trabajos sobre el rastro de liebre, por eso, no son exigibles en el Derby. Ocasionalmente, el evidente arte de la caza y el muy buen trabajo sobre el rastro de liebre serán resaltados.

(4) Condición necesaria para el examen del perro joven son grandes terrenos con buena densidad de caza de pluma.

(5) El reconocimiento del valor de la herencia de los padres del perro joven se facilita sensiblemente cuando participan, a ser posible, muchos hermanos de camada, en el examen.

(6) Los clubs y los jueces deben esforzarse, en igual medida, por las altas pero sensatas exigencias en el trabajo de los perros y por los premios, que en la prueba de cría de primavera - Derby- sean merecidos, asegurando su significado, para que el mismo Derby perdure como un valioso instrumento de la cría.

II. Organización de la prueba.

#1
La prueba de cría de primavera -Derby- debe ser celebrada solo en la primavera. La realización de la misma es trabajo de los clubs.

#2
(1) Deben ser admitidos todos aquellos Bracos Alemanes, que hayan sido engendrados a partir del 1º de Octubre del año anterior al examen. Deben de estar inscritos en el libro de cría del DK.

(2) Los perros mayores de 20 meses, si se presentan en número mayor de 3, deben ser examinados en un grupo aparte.

#3
(1) En un día de examen, no deberían ser juzgados por el grupo de jueces, más de 6 perros.

(2) Excepcionalmente el realizador del examen puede autorizar hasta 8 perros, si el terreno tiene muy buena densidad de caza de pluma.

III. Realización del examen

Generalidades.

#4
(1) Los perros serán examinados en todos los apartados, individualmente. A cada perro le serán brindadas varias oportunidades de demostrar su valía. En el informe -Rapport- serán reflejadas todas aquellas observaciones esenciales.

(2) Finalmente y tras elección de los jueces, los perros serán examinados en parejas para establecer bajo posibles condiciones de igualdad idénticas, que perro utiliza con mayor eficacia su nariz y por ello encuentra más rápido y en mayor cantidad la caza. La distancia entre ambos perros no debe ser tan grande que obligue al grupo de jueces a dividirse.

Apartados del examen.

#5
(1) En la prueba de cría de primavera -Derby- , el peso del examen recae sobre la constatación de la bondad de la sensibilidad olfativa, sobre una fluida, resistente y ordenada búsqueda, dando rápido con la caza, muestra firme así como también buena dependencia del conductor. La constatación en general de una buena esencia del carácter y de una precocidad son, a la par, de alto valor.

(2) Se examina:

  • Nariz
  • Búsqueda
  • Muestra
  • Dependencia del guía

Se constata:

  • La alegría en el trabajo
  • Obediencia

Para los juicios de las aptitudes naturales del perro en el Derby, se deben adicionar la juventud y falta de experiencia así como una buena o menos buena influencia del conductor sobre el animal.

Nariz:
(4) La bondad de nariz solo puede ser esencialmente establecida por una pluralidad de exactas observaciones indirectas. El juicio está basado en los grandes conocimientos del juez así como también sobre su gran experiencia, para que sea capaz de reconocer la dificultad de la vegetación, condiciones del viento, etc. Con perros de buena nariz, el estilo del trabajo brilla sobre todo por la buena utilización de la misma. Estos perros cuelgan de su nariz en el viento, marcan emanaciones de pelo o pluma, encontrando rápido, remontando desde lejos y mostrando con seguridad. Una cabeza más en la horizontal que sobre la misma es señal de una buena utilización del sentido olfativo y permite muchas veces deducciones consecuentes con la bondad del mismo.

Búsqueda:
(5) La búsqueda ha de ser alegre, reglada, continua y constante, nunca vertiginosa, sin concentración, inconstante y basada en cazar de vista. El estilo de la búsqueda ha de estar impregnado por la utilización de la nariz y por las ganas de encontrar la caza. La búsqueda se valorará tanto más, cuanto más se adapte a las condiciones del viento y del terreno. Buena exploración del terreno, volver correctamente al viento, rupturas justificadas de los lazos para revisar zonas determinadas de cobertura vegetal donde se pueda hallar caza son, para el juicio de la búsqueda, igualmente significativas como un ritmo de movimiento adaptado al terreno y a la cobertura y un galope fluido, amplio en el terreno y constante. El estilo de la búsqueda, por lo demás, permite observaciones recurrentes de alto valor correspondientes a Esencia del carácter, equilibrio y tranquilidad nerviosa interior.

Muestra:
(6) El perro debe mostrar la caza plantada y encontrada. Marcar la caza no es suficiente. La muestra solo es muestra válida, en presencia de caza. Una muestra “muy buena” se establece y es inherente a ella, cuando el perro pone caza que apeona y no está a la vista y que sin mayor influencia es capaz de deslizar tras ella. Muestras convincentes y repetidas sin caza aparente son signos de una muestra insegura y deben ser calificadas como faltas. Correr lacaza de pluma no se considera falta en el Derby. Ante la falta de caza de vuelo, las muestra sobre pelo deben ser definitivamente valoradas.

Conducción del perro:
(7) El arte de guiar un animal se muestra en la conductibilidad del mismo y en el arte de trabajar en equipo con el conductor, así como también la voluntad de ponerse al servicio del mismo.

Alegría en el trabajo y obediencia:
(8) La alegría en el trabajo y la obediencia se demuestran con seguridad por las pertinentes observaciones durante todo el examen y por calificar, en consideración y tras libre medición, con la nota concedida.

Obediencia:
(9) Al contrario que con la conducción, se entiende la obediencia como una forma de educación y necesario juicio de la directa sumisión del animal. Se le exige específicamente al perro y por parte del conductor. En el Derby se exige la obediencia, solo en consideración a la llamada con silbato y sin presencia de emanación o caza, para atraillar al perro voluntariamente en cuestión por parte de su conductor.

Alegría en el trabajo:
(10) La alegría en el trabajo se muestra por la ganas y la ambición con la que el perro se muestra hacia el trabajo exigido.

Constatación de faltas y sensibilidad al disparo:
(1) Se consideran faltas:

  • Rehusar a propósito la caza (Blinken)
  • Mostrar con seguridad repetidamente la falta de caza (nariz dulce)
  • Atropellar la caza, sin mostrarla, o dejar la caza atrás cuando ambas cosas se atribuyan a un uso insuficiente de la nariz
  • Repetida muestra y carrera de la caza de pelo, cuando esto sustrae al animal del examen de los diferentes apartados del trabajo en el campo sobre caza de volatería
  • Atropellar caza tras un largo deslizamiento, como consecuencia de un incompleto adiestramiento para el Derby y por el contrario, valorarlo como puntos de nariz

#6 Rastro de liebre:
(1) Si un perro, queriéndolo o no su conductor, muestra un muy buen trabajo sobre el rastro de una liebre no vista por parte del mismo, este trabajo ha de ser reconocido con la correspondiente estrella (estrella de Andrés). Este trabajo no se refleja en las notaciones del examen.

(2) No se adquiere derecho alguno sobre una nota en rastro de liebre.

(3) El juicio del mismo se realiza solo como demostración de la voluntad y seguridad en el rastro. Se ha de reflejar, así mismo, el latido sobre la caza.

IV. Concesión de notas.

#7
(1) Se conceden 3 tipos de calificaciones: I, II y III.

(2) Para la obtención de la calificación I, se han debido calificar como “muy bueno” los trabajos del perro en los apartados de nariz, búsqueda y muestra y en el apartado Conductibilidad con un “bueno”.

Para la obtención de la calificación II, se han debido calificar como “bueno” los 4 apartados.

Para la obtención de la calificación III, se han debido calificar como “suficiente” los 4 apartados.

Tras ello se exigen unas notaciones mínimas en cada uno de los apartados:

Apartados I. Clasificación II. Clasificación III. Clasificación
Nariz 4 (muy bueno) 3 (bueno) 2 (suficiente)
Búsqueda 4 3 2
Muestra 4 3 2
Conductibilidad 3 2 2

(3) Una ordenación clasificatoria de los perros calificados en las 3 notas I, II y III no se toma en consideración y no se realiza.

(4) Perros, que en su cumpleaños (año de cría) absuelven exitosamente un Derby obtienen detrás de su nota la letra (J) por joven, así, por ejemplo: DI (J).

Este reglamento fue aprobado por la Asamblea General del Deutsch-Kurzhaar Verband, el 18 de Marzo de 1989. Entró en vigor el 1 de Enero de 1990.

Comentario al reglamento

Como veréis, el reglamento se corresponde en un alto grado con nuestra prueba de Aptitudes Naturales (PAN). Ahora bien, quiero resaltar que es una prueba para constatar la herencia de los padres en los hijos, no para ganar una copa con un perro que respeta vuelo y tiro, por ejemplo.

Son Aptitudes Naturales no Aptitudes Adquiridas: ¡ATENCIÓN sres. Jueces!

Otra cosa, la concesión (J) por joven, se concede porque cuanto más joven es el ejemplar, más precoz, más valor tiene la nota, no es importante que vaya fuerte, lejos y poniendo, por ejemplo.

Me llama la atención, que los ejemplares mayores de 15 meses constituyan una batería aparte, aunque me parece lógica del todo y consecuente con el apartado anterior.

Es de admirar, el mimo en la descripción del examen por parte de los redactores de la misma y la cantidad de observaciones que al respecto detallan en el mismo. En eso son superiores al reglamento español del CEBA.

Por último, me encanta que no se establezca un orden clasificatorio numeral ascendente (1º,2º, 3º, etc). No se alimenta la competencia entre participantes (¿Mejor cachorro del PAN?), se alimenta la cooperación entre los participantes para aprobar el examen, se examina el perro, no el dueño. Solo se aprueba o suspende, nunca se hace el ridículo al participar, ¿Está claro?

Un saludo.
[Publicidad]