Este sitio usa cookies y tecnologías similares.
PerrosPolivalentes.com solicita su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
Acepto | Más información

Primer encuentro del Club de Perros de Caza de Chile

Entrada del
20/11/2015
, autor Club de Perros de Caza de Chile

Camarico, Chile, octubre de 2015. En un marco de una mañana fresca de primavera, con buenas brisas, el recientemente formado Club de Perros de Caza de Chile llevó a cabo su primera convocatoria en Camarico, localidad 250 km. al sur de Santiago, en un campo de lomajes suaves y con buenas aguadas para las pruebas de cobro.

El Club, que acoge a todas las razas de los grupos 7 y 8 de la FCI, busca fomentar el uso de perros bien adiestrados en todas las prácticas de caza. Para este objetivo, organiza clínicas, encuentros de campo, evaluaciones y también difunde información y consejos &úacute;tiles.

La jornada comenzó a las 7 de la mañana en el punto de reunión a un costado de la autopista norte sur. Los saludos, conversaciones –de perros ¿de qué más? no se hicieron esperar. Luego que el director de la prueba Sr. Pierre Souques relató el programa del día y que los conductores registraron sus perros en las diferentes pruebas, partimos en caravana al campo de las cercanías. Debido a la escasez de aves, esta vez utilizamos palomas plantadas.

Iniciamos el día con evaluaciones de Caza práctica en que pointers, setters, kurzhaar, drahthaar y bretones, en categorías adultos, jóvenes y cachorros dieron cuenta de lo que eran capaces. Unos más, otros menos, pero todos con una b&úacute;squeda y tipicidad dentro de los canones de sus respectivos estándares de trabajo, fueron revisados por el Juez Sr. Pierre Souques quien –a medida que conductor y juez avanzaban por el campo- comentaba con el conductor los aspectos destacables y aquellos en que se requería alg&úacute;n esfuerzo. En general vimos perros con b&úacute;squeda, en algunos casos algo desordenada, pero también muestras firmes e indiferencia al disparo.

Los 20 perros inscritos consumieron toda la mañana así que concluida esta prueba, nos acercamos a las márgenes del río para comer algo “morral libre”, es decir, cada quien trae lo que le apetece y es usual compartirlo.

En la tarde temprano, tuvimos a 8 ejemplares –varios de los cuales habían participado en la Caza Práctica de la mañana- para ser evaluados ahora en cobro en tierra y en agua bajo la atenta mirada del Juez Sr. Alberto Lira. Es destacable un cachorrón pointer que entró al río, trabajó la corriente, tomó el señuelo, lo trajo y entregó correctamente sentado al lado izquierdo de su conductor. En general vimos perros entusiastas, con un adiestramiento bien iniciado, que requieren mejorar la fase de entrega a su conductor. Nos sorprendió agradablemente ver que ning&úacute;n ejemplar mostró boca dura.

La prueba de rastro, juzgada por el Juez Sr. Mario Bórquez, la hicimos más con propósitos demostrativos ya que sólo unos pocos la conocían y la habían practicado. Dos ejemplares drahthaar dieron muestra de instinto, concentración y foco en la cama y el rastro junto a mucha nariz, requiriendo eso sí pulir la fase de retorno y entrega.

Ya atardeciendo, nos despedimos cansados, felices y entusiasmados, cada quien para retornar a su hogar, que para algunos estaba bien distante.

[Publicidad]